martes, 1 de enero de 2008

JORNADA DE LA FAMILIA


En primer lugar permitidme que aproveche mi primer post del año para ofreceros a todos mis mejores deseos para el año que acabamos de comenzar, de todo corazón os deseo lo mejor para todos vosotr@s y para las personas a las que queréis en todos los órdenes de la vida.

Como ya he expresado en más de una ocasión soy católico y lo digo públicamente, otra cosa es que no soy lo practicante que me gustaría, pero como creo que es algo que trasciende más allá de lo personal y como muchas veces nos han pedido que no temamos a expresarlo públicamente no me corto y lo verbalizo siempre que tengo ocasión.

Os he de decir que me emocionó seguir la celebración, me entró un ataque de sana envidia de no poder estar en Madrid, al igual que estuve en Valencia, en la anterior celebración de la familia.

Supongo que habrá gente a la que cueste entender que hacían cientos de miles de personas allí un estupendo domingo por la mañana. Muchos estarían disfrutando de un merecido descanso, o de un largo puente propiciada por la celebración del año nuevo. Pues bien, a mí el hecho de que tantísimas personas hicieran el esfuerzo de estar en la Plaza de Colón, es lo que me hace creer en ellas, y en lo que las llevó a congregarse allí. Esa fuerza interior que las motivó a proclamar que la familia tradicional es la base de la civilización occidental me pareció digna del mayor de los elogios.

Me encantó que la celebración fuese en positivo, de otra manera no tendría sentido, me alegró enormemente que se reivindicara de una forma contudente el valor de la familia y de lo que ella representa, que se fuese respetuoso con el resto de uniones, creo que eso es importantísimo. Pero me enorgulloció ver a tanta gente desacomplejada, a la mayoría silenciosa, porque a pesar de que nos quieran hacer creer lo contrario esa es la realidad, la mayoría de las familias son lo que se denomina familia tradicional, la unión de un hombre y una mujer. Insisto desde el más profundo de los respetos para el resto de uniones entre personas, pero a mi nadie me va a convencer que no es el marco ideal para el desarrollo de una vida plena.

Me quedó con las intervenciones de Andrea Riccardi, el Fundador de la Comunidad de San Egidio, que proclamó, alto y claro que "SIN LA FAMILIA LA VIDA NO TIENE CASA".

2 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

"Para el PSOE es más peligroso un cardenal que un separatista. El primero pide que la ley positiva se ajuste a la ley natural; el segundo, quiere destruir Expaña y enfrentar a los ciudadanos. Los socialistas insultan al primero y se abrazan con el segundo".

José Manuel dijo...

Hola Martín, ya ves, no hace mucho tiempo los socialistas pedían respeto para los manifestantes, y que los gobernantes debían escuchar a la calle. Ahora, como mandan ellos, al Presidente de la AVT lo encausan para que no les monte más protestas por soltar a De Juana y para que deje tranquilos a los que mataron a sus sobrinas y los 2 millones de personas de Madrid son unos fachas que huelen a azufre. Las vueltas que da el Mundo.